Mapping the Italian Language(s) — The Atlante Linguistico Italiano

With its tenth volume recently added to the UC Berkeley Library, the Atlante Linguistico Italiano is a unique piece of the Library’s map collections. Each entry in the atlas begins with a single concept, notion or phrase in standard Italian such as cuore, heart. Accompanying this is a map of the Italian peninsula (along with Sicily and Sardinia) that contains the equivalent term, rendered in IPA, as heard in communes all across the country. The lexical and phonetic variations of a single word play out in gradients across the landscape with small changes from one commune to the next that give way to seismic ones from one region to another. The result is a condensed roadmap of the immense linguistic diversity of Italy.

Bambino
Entry for the world “bambino”, showing variants across Tuscany, Emilia-Romagna and Liguria.

As of now, the ten available volumes cover lexical items in the following spheres: the human body, clothing, the home, food, family, and society, with many other spheres such as fauna, commerce, and agriculture yet to be published. While this work is comprehensive in its treatment of geographic variants, it says unfortunately very little about diastratic variation or the relative social capital of the varieties it contains. With its data now over 30 years old, and many of its constituent dialects likely under the threat of extinction, the Atlante may soon start to take on historic and diachronic intrigue as well.

 

Oggi
Entry for the word “oggi” showing showing variants Lombardy, Liguria, Piedmont, and the Aosta Valley.

And if you’re thinking of taking these volumes home with you, think twice. They won’t fit in your backpack. They are big and heavy, measuring 49 x 71 centimeters each, and best consulted in the comfort of the Main Stacks.

 

Pellis, Ugo, and L. (Lorenzo) Massobrio. Atlante linguistico italiano  / materiali raccolti da U. Pellis [and others] ; redatto da L. Massobrio [and others]. Roma: Istituto Poligrafico e Zecca dello Stato, Libreria dello Stato, 1995.
Main (Gardner) Stacks fff PC1711 .A89 1995 v.1-10


PhiloBiblon 2024 n. 4 (mayo). Los manuscritos del Fuero Juzgo: denominaciones antiguas y signaturas modernas

Mónica Castillo Lluch
(Université de Lausanne)

Carmen del Camino Martínez
(Universidad de Sevilla)

 

Tan nocivos como el fuego y otros desastres naturales pueden resultar para el conocimiento de los textos antiguos los cambios de denominación de los manuscritos. La confusión que produce un nuevo nombre o signatura en un testimonio puede obstaculizar, o incluso impedir, el avance de la investigación, por lo que a filólogos e historiadores se nos impone, como primer paso para el estudio de una tradición manuscrita, la aclaración de las concordancias entre las denominaciones de cada pieza, mutantes a lo largo del tiempo. Descifrar esos códigos puede ser una tarea más o menos exigente en función de la edad de los manuscritos: cuanto más antiguo es un testimonio, mayor cantidad de mudanzas ha podido sufrir de una biblioteca a otra, y más cambios posibles de signaturas. Si además tratamos con tradiciones complejas, compuestas de abundantes testimonios, la dificultad se multiplica.

El caso de la tradición manuscrita del Fuero Juzgo reúne todas las características que lo hacen complejo en cuanto a las denominaciones de los testimonios: está constituida por un número elevado de testimonios (50), de los cuales 36 (más 3 fragmentos) son medievales, que han cambiado de poseedores y que se han editado y estudiado haciendo uso de designaciones que ya no corresponden a las de hoy. En consecuencia, muchas preguntas importantes han estado en el aire durante décadas, incluso durante siglos, sobre la tradición manuscrita y las ediciones existentes del Fuero Juzgo: ¿qué manuscrito editó Villadiego en 1600? ¿A qué manuscritos corresponden exactamente las denominaciones que utilizó la RAE en su edición de 1815? ¿Están en el aparato de la edición académica de 1815 los manuscritos que editaron Mencé (1996) u Orazi (1997)? Por muy sorprendente que pueda parecer, nadie hasta la fecha ha intentado establecer una lista completa de correspondencias entre las denominaciones antiguas y las signaturas modernas de los testimonios del Fuero juzgo, como tampoco se ha identificado el manuscrito editado por Villadiego en 1600, y ni siquiera en las ediciones de Mencé y de Orazi se llega a indicar a qué denominaciones académicas (RAE 1815) correspondían los manuscritos escurialenses editados por ambas autoras (Z-III-21 y Z-III-6 respectivamente).

Hasta el momento de publicarse esta entrada, en PhiloBiblon sólo se presentaban tres concordancias entre denominaciones antiguas y signaturas modernas, extraídas del catálogo de Zarco Cuevas (1924, 1926, 1929). A estas referencias se limitaba casi el estado de la cuestión, al que debemos añadir otras tres informaciones. En el caso de los otros dos códices estudiados por Orazi (escurialenses P-II-17 y M-II-18), esta autora sí consignó la correspondencia con la denominación académica (Orazi 1997: 40 y 41). A su vez, en su estudio sobre Dialectalismos leoneses de un códice del Fuero Juzgo, García Blanco (1927: 7) identificó el manuscrito que estudió –BNE 5814– con el número 16 de los citados en la edición de la RAE 1815, es decir, con Biblioteca Real 2. Por lo tanto, antes de nuestras investigaciones podríamos contabilizar en total seis concordancias publicadas, de las cuales una, como veremos más adelante, es incorrecta.

El caso del Fuero Juzgo sale bastante mal parado en comparación con otra tradición manuscrita muy próxima: la de las Siete Partidas, que cuenta asimismo con un juego de denominaciones académicas, el empleado en la edición de la RAH de 1807,  muy necesitado de correspondencias con las signaturas actuales. Para las Partidas, García y García (1985: 255-257 apud Fradejas Rueda 2021: 23) compuso hace ya cuatro décadas una tabla de correspondencias entre las designaciones de la RAH y las signaturas actuales (véase la tabla adaptada en Fradejas Rueda 2021: 23).

En vista del vacío de conocimiento, y al hilo de nuestras investigaciones sobre el Fuero Juzgo, nos hemos dedicado en los últimos años a identificar los manuscritos que se esconden tras denominaciones distintas y también hemos localizado, mediante una serie de cotejos textuales, el manuscrito que editó Villadiego en 1600. Hemos dado cuenta del juego completo de concordancias en dos conferencias (Castillo Lluch/Mabille 2022 y Castillo Lluch 2023), cuyas versiones escritas se hallan en prensa en este momento (Castillo Lluch/Mabille y Castillo Lluch/García López). En ambas publicaciones se hace mención a la aportación común de Castillo Lluch y Camino Martínez a esa lista de correspondencias mediante intercambios al respecto producidos entre 2021 y 2023.

Listado manuscritos Fuero Juzgo
Listado del conjunto de mss. del Fuero Juzgo con las correspondencias a las denominaciones de la RAE en los testimonios precedidos de asterisco (Castillo Lluch, conferencia en Yale University, abril 2023)

En este post presentamos los resultados de nuestra investigación, con los que nos complace contribuir a la mejora de los registros de PhiloBiblon. Empezaremos analizando las tres referencias que debemos a Zarco, ofreceremos después el listado de correspondencias de denominaciones antiguas y signaturas modernas que hemos conseguido establecer y, para terminar, nos referiremos a la edición de Villadiego (1600), preguntándonos por el manuscrito que copió.

Zarco Cuevas (1924, 1926, 1929) cataloga el conjunto de manuscritos del Fuero Juzgo (BETA texid 1191) custodiados en la Real Biblioteca de El Escorial, y para todo ese conjunto (v. p. 116 del vol. 1 de su catálogo, donde, en la ficha dedicada a d-III-18, menciona la existencia de M-II-18, M-III-5, P-II-17, Z-II-9, Z-III-6, Z-III-18 y Z-III-21), consigue ofrecer tres correspondencias con las denominaciones de la edición académica:

  • d-III-18 = ‟Escurialense 3º” en la edición de la RAE (Zarco Cuevas 1924: I, 116).
  • M-II-18 = ‟Escurialense 3º” en la edición de la Academia (Zarco Cuevas 1926: II, 284).
  • Z-III-18 = ‟Escurialense 2º” en la edición de la ‟Academia de la Historia” (sic, léase RAE) (Zarco Cuevas 1929: III, 149).

La concordancia de ‟Escurialense 3º” con dos manuscritos es, evidentemente, errónea, pues a cada uno de esos dos debería corresponderle una denominación distinta en la edición académica. Zarco se equivocó con M-II-18, que en realidad es el designado como ‟Escorial 5º” en el aparato de variantes de la RAE, si bien la descripción inicial que los académicos ofrecen de ese manuscrito escurialense 5º (RAE 1815: prólogo, 5-6) corresponde a Z-II-9. Se suman aquí, por tanto, dos fallos: uno de la RAE al describir Z-II-9 en el prólogo a su edición dándole por nombre Escorial 5º, pero después no incluyéndolo en su aparato, y en su lugar introduciendo las variantes de M-II-18; y el de Zarco Cuevas, que asimila M-II-18 a Escurialense 3º.

Otro detalle que debe tenerse en cuenta es que el número de testimonios medievales que tuvo la Academia para su edición de 1815 fue de 21; pero, en la práctica, se ofrece el texto de Murcia en el cuerpo de la página y en el aparato crítico recoge las variantes de 16 códices (omite las de BR4, BR5, BR6 y las de Z-II-9, que había descrito en el prólogo por error como Esc 5, pues, como se acaba de ver, en el aparato Esc 5 es M-II-18).

Ofrecemos a continuación el listado de los manuscritos del Fuero Juzgo que manejaron los académicos para su edición de 1815, y también la que usó algunas décadas más atrás Andrés Marcos Burriel (1755), primer editor del manuscrito de Murcia y precursor de la edición académica, por haber elegido ese códice como manuscrito óptimo y porque incluye variantes de otros dos manuscritos romances que desconoció la Academia (actuales T 43-9 y T 43-10). Incorporamos también la información relativa a la edición de Rafael Floranes (1780), basada en el códice RAE 54, que cotejó con RAE 53, con otro de su propiedad que no tuvo la RAE para su edición (RAE 293), y también con el texto editado por Villadiego (Camino Martínez 2021 y 2022). Entre paréntesis se indican los manuscritos que la Academia tuvo a la vista, pero que no incluyó en su aparato crítico. La última columna de la tabla contiene la identificación a partir de las signaturas actuales de los manuscritos que fueron editados sin indicar, por desconocimiento, a qué denominación de la RAE correspondían (obviamente esto no hace para las ediciones de Villadiego, Burriel o Floranes, anteriores a la edición académica).

Signatura actual PhiloBiblon
BETA manid
Denominación RAE Denominación Burriel Denominación Floranes Ediciones de equivalencia con el códice correspondiente de la RAE (1815) se desconocía hasta hoy
Archivo Municipal de Murcia, Serie 3, ms. 53 manid  1350 Murcia
RAE 49 manid  1345 Campomanes
RAE 50 manid  1358 San Bartolomé
RAE 51 manid  1346 Béjar
RAE 53 manid  1347 Malpica 1 Gondomar 2 cotejado por Floranes
RAE 54 manid  1348 Malpica 2 Gondomar 1 editado por Floranes

(y antes por Diego Covarrubias: ms. A 331/15 de la Universidad de Sevilla)

BNE Vitr. 17-10 manid  4458 Toledo Toledo 4 editado por Burriel
BNE 244 manid  1356 (BR5)
BNE 2978 manid  1364 (BR6)
BNE 5774 manid  3684 (BR4)
BNE 5814 manid  1365 BR2 editado por Villadiego
BNE 5975 manid  1359 BR3
RBME d-III-18 manid 1360 Esc. 3
RBME M-II-18 manid  1341 Esc. 5
RBME M-III-5 manid  1354 Esc. 4
RBME P-II-17 manid  1353 Esc. 6
RBME Z-II-9 manid  1361 (Esc. 5 en prólogo, pero no recogido en aparato)
RBME Z-III-6 manid  1355 Esc. 1 editado por Mencé
RBME Z-III-18 manid  1163 Esc. 2
RBME Z-III-21 manid  1337 BR1 editado por Orazi
? Estudios Reales
T 43-9 manid  1363 Toledo 5 cotejado por Burriel
T 43-10 manid  1357 Toledo 6 cotejado por Burriel

Por último, expondremos cuál era el estado de la cuestión con respecto al manuscrito editado por Villadiego en 1600 y el procedimiento que hemos seguido para identificarlo. En las ‟Advertencias necesarias a la claridad desta obra” que preceden a su edición, Villadiego (1600: 7) se limitaba a informar de que el códice del que copiaba procedía de ‟vna libreria muy antigua, escrito de mano, y en pergamino” y que Antonio de Covarrubias lo estudió y comentó entre 1596 y 1598. Entre los preliminares de ese impreso de Villadiego, se encuentra un ‟Testimonio de la libreria de la santa Iglesia de Toledo” en el que se confirma que concordaba el texto del original de imprenta de Villadiego con el ‟Fuero Iuzgo que tiene esta santa Iglesia mayor en su libreria”. Siglo y medio más tarde, Burriel (1754: 270-271) también indicaba que esa edición se basaba en un ‟tomo manuscrito de la Iglesia de Toledo”. Ahora bien, en un estudio reciente (cf. Castillo Lluch y Mabille 2021: 80, n. 11), tras haber examinado algunos pasajes del texto de la edición de 1600, hemos podido probar que el testimonio que copia Alonso Villadiego no es el de ninguno de los toledanos que manejó Burriel (T4, T5, T6) ni tampoco es T 15-37. Dado que hoy no se conserva ningún manuscrito antiguo en Toledo que no sean T5 (T 43-9), T6 (T 43-10) y T 15-37, y que T4 (hoy BNE Vitr. 17-10) tampoco es el modelo, ¿se trataría de un manuscrito que se conservaba en Toledo antes del siglo xvii y después se desplazó a otro lugar? Ignoramos muchos detalles de la conservación de los distintos manuscritos en diversos repositorios, pero en el caso de algunos, como, por ejemplo, RAE 54, hemos inferido, a partir de unas anotaciones en el recto del primer folio que había quedado en blanco, que ‟en el último cuarto del siglo xiv debía encontrarse en Toledo” (Camino Martínez 2018: 74).

Imagen 3: Fragmento de la ley 8.2.1 en el ms. BNE 5814
Imagen 3: Fragmento de la ley 8.2.1 en el ms. BNE 5814, f. 132r y en la ed. de Villadiego, f. 379v. Se aprecia que la edición sigue el manuscrito.

Mediante un cotejo de un fragmento de 8.2.1 de la edición de Villadiego con, además de los cuatro toledanos ya mencionados, 24 manuscritos antiguos a nuestra disposición (escurialenses Z.III.21, P.II.17, M.II.18, M.III.5, d.III.18, Z.III.6, Z.III.18, académicos 49, 50, 51, 53, 54, 293, el BNF 256, el Hisp. 6 de la Bayerische Staatsbibliothek, el IL 111 de Lisboa, el de Estocolmo, el de la Biblioteca Real de Copenhague, el de Oxford, los de las fundaciones Lázaro Galdiano y Bartolomé March y los de la BNE 5774, 5814 y 244), hemos logrado identificar ese testimonio occidental que edita Villadiego en 1600 como BNE 5814 (véanse imágenes 3 y 4).

Ley 10.1.14 en el ms. BNE 5814, f. 157v y en la ed. de Villadiego, f. 419r.
Imagen 4: Ley 10.1.14 en el ms. BNE 5814, f. 157v y en la ed. de Villadiego, f. 419r. En lugar de la unidad de medida espacial arpendes, en ambos textos se lee la lección deturpada años, criticada en la edición académica (RAE 1815: XXXVIII) y, como se ve, introducida por mano posterior a la del copista de BNE 5814.

Folios 171v y 172r del ms. BNE 5814

Imagen 5: Folios 171v y 172r del ms. BNE 5814 con la rúbrica en el margen inferior de Ambrosio Mexia, escribano público, que comprobó la concordancia entre el original de imprenta de Villadiego y el manuscrito que en aquel momento se encontraba en la librería de la catedral de Toledo.

La identificación de este manuscrito permite ahora a los investigadores al menos dos cosas: controlar la calidad de la edición de Villadiego, tan a menudo criticada por editores posteriores, y valorar la decisión del siguiente editor del Fuero Juzgo en el tiempo: Andrés Marcos Burriel (1755), que prefirió editar el manuscrito de Murcia. La lista completa de concordancias entre denominaciones antiguas y signaturas actuales de los testimonios que nos han transmitido el Fuero Juzgo aclarará a toda persona interesada por este texto a qué manuscritos exactamente han hecho referencia desde hace décadas estudiosos que nos han dejado lecciones importantes sobre la ley visigótica en romance utilizando la nomenclatura de la edición de la RAE (pensamos en Yolanda García López 1996 y en José Manuel Pérez Prendes 1957) o la de Floranes (Mª Luz Alonso Martín 1983 y 1985). La incorporación a PhiloBiblon de nuestras concordancias garantiza que esta información esté a partir de ahora fácilmente accesible para toda la comunidad científica.

Obras citadas

– Alonso Martín, Mª Luz (1983), ‟Nuevos datos sobre el Fuero o Libro castellano: Notas para su estudio”, Anuario de Historia del Derecho Español LIII, 423-445.

– Alonso Martín, Mª Luz (1985), ‟Observaciones sobre el Fuero de los Castellanos y las leyes de Nuño González”, Anuario de Historia del Derecho Español LV, 773-781.

– Burriel, Andrés Marcos (1755), Fuero Juzgo ò Codigo de las leyes que los reyes godos promulgaron en España. Traducido del original latino en lenguage castellano antiguo por mandado del Santo Rey D.n Fernando III.º, copiado de un exemplar autentico del Archivo de la Ciudad de Murcia, y de otros tres mss. antiquisimos de la libreria de la S.ta Iglesia de Toledo, ajustado al original latino, ilustrado, y corregido por el P.e Andrès Marcos Burriel de la Comp. de Jesus, Manuscrito BNE 683.

– Camino Martínez, Carmen del (2018), ‟Notarios, escritura y libros jurídicos. Algunas consideraciones”, en Miguel Calleja-Puerta y María Luisa Domínguez-Guerrero (eds.), Escritura, notariado y espacio urbano en la Corona de Castilla y Portugal (siglos xii-xvii), Gijón, Trea, 63-79.

– Camino Martínez, Carmen del (2021), ‟En torno al Libro de Nuño González y algunos manuscritos toledanos del Fuero Juzgo”, en Juan Carlos Galende Díaz (dir.) y Nicolás Ávila Seoane (coord.), Libro homenaje al profesor don Ángel Riesco Terrero, Madrid, ANABAD Federación y Universidad Complutense de Madrid, 65-74.

 – Camino Martínez, Carmen del (2022), ‟El erudito, el calígrafo y dos ejemplares dieciochescos del Fuero Juzgo”, comunicación presentada en el coloquio Los manuscritos del Fuero Juzgo: abordaje interdisciplinar, Université de Lausanne, 11-12 de noviembre de 2022.

– Castillo Lluch, Mónica (2022), ‟La tradición manuscrita del Fuero Juzgo: una visión de conjunto”, comunicación presentada con Charles Mabille en el XII Congreso Internacional de Historia de la Lengua Española, Universidad de León, 16 de mayo de 2022.

– Castillo Lluch, Mónica (2023), ‟The Visigothic Code and the Fuero Juzgo: The Transmission and Translation of Law from Latin to Romance”, conferencia pronunciada en Yale University, 28 de abril de 2023.

– Castillo Lluch, Mónica y Mabille, Charles (2021), ‟El Fuero Juzgo en el ms. BNE 683 (1755) de Andrés Marcos Burriel”, Scriptum digital 10, 75-107.

– Castillo Lluch, Mónica y Mabille, Charles (en prensa), ‟Hacia un stemma codicum del Fuero Juzgo desde el Humanismo hasta hoy”, en Actas del XII Congreso Internacional de Historia de la Lengua Española.

 – Castillo Lluch, Mónica y García López, Yolanda (en prensa), ‟The Visigothic Code and the Fuero Juzgo: The Transmission and Translation of Law from Latin to Romance”, en Noel Lenski y Damián Fernández (eds.), Lex Visigothorum, Cambridge University Press.

– Floranes, Rafael (1780) Fuero Juzgo. Manuscrito cotejado con varios exemplares, Manuscrito BNE 10344.

– Fradejas Rueda, José Manuel (2021), ‟Los testimonios castellanos de las Siete Partidas”, en José Manuel Fradejas Rueda, Enrique Jerez Cabrero, y Ricardo Pichel (eds.), Las Siete Partidas del Rey Sabio: una aproximación desde la filología digital y material, Madrid/Frankfurt, Iberoamericana/Vervuert, 21-35.

– García Blanco, Manuel (1927), Dialectalismos leoneses de un Códice del Fuero Juzgo, Salamanca, Imp. Silvestre Ferreira.

– García López, Yolanda (1996), Estudios críticos y literarios de la Lex Wisigothorum, Alcalá de Henares, Servicio de publicaciones de la Universidad de Alcalá.

– Mencé, Corinne (1996), Fuero juzgo (Manuscrit Z.iii.6 de la Bibliothèque de San Lorenzo de El Escorial), 3 vols., Lille, ANRT.

– Orazi, Verónica (1997), El dialecto leonés antiguo (edición, estudio lingüístico y glosario del Fuero Juzgo según el ms. Escurialense Z.iii.21), Madrid, Universidad Europea-CEES Ediciones.

– Pérez-Prendes Muñoz de Arraco, José Manuel (1957), La versión romanceada del Liber Iudiciorum. Algunos datos sobre sus variantes y peculiaridades, Tesis doctoral inédita dirigida por Manuel Torres López, Madrid, Universidad Complutense.

– Real Academia Española (ed.) (2015 [1815]), Fuero Juzgo en latín y castellano, cotejado con los más antiguos y preciosos códices, con estudio preliminar de Santos M. Coronas González, Madrid, Agencia Oficial Boletín Oficial del Estado.

– Villadiego Vascuñana y Montoya, Alonso (1600), Forus antiquus gothorum regnum Hispaniae, olim Liber Iudicum hodie Fuero Iuzgo nuncupatus, Madrid, Pedro Madrigal.

– Zarco Cuevas, Julián (1924, 1926, 1929, 3 vols.), Catálogo de los manuscritos castellanos de la Real Biblioteca de El Escorial dedicado a S.M. el rey don Alfonso XIII, Madrid, Imprenta Helénica (vols 1 y 2) y San Lorenzo de El Escorial, Imprenta del Real Monasterio de El Escorial (vol. 3).


Review of Sketches from Spain: Homage to the Abraham Lincoln Brigade

Sketches from Spain

Peter Neil Carroll. Sketches from Spain: Homage to the Abraham Lincoln Brigade. ALBA Special Edition. Charlotte, NC: Main Street Rag Publishing Company, 2024.

Scholar and poet Peter Carroll may be best known for his historical works on the Spanish Civil War and the 2,800 Americans who served in it. Building on The Odyssey of the Abraham Lincoln Brigade: Americans in the Spanish Civil War (1994) and From Guernica to Human Rights: Essays on the Spanish Civil War (2015), this new collection of poems is a tribute to those volunteers known as Lincolns. Longshoremen, sailors, teachers, students, novelists, poets, nurses, doctors, barbers, carpenters, florists, truck drivers, plummers, salesmen, tailors, artists, cabbies, musicians, and factory workers of all types joined the International Brigades to stop fascism from spreading in Europe. Men and women alike, Jews, African Americans, Asian Americans from virtually all fifty states united in a common cause to liberate the democratically elected Republic of Spain from a fascist uprising led by General Francisco Franco and the neighboring dictators who propped him up—Hitler and Mussolini. Through a lyrical collage of archival sources and blank verse, Carroll has assembled a poignant testimonial of those Americans he knew who enlisted in the Abraham Lincoln and Washington battalions of the International Brigades, more commonly referred to as the Lincoln Brigade after the war.

The Lincolns or brigadistas were united by the choice they made to risk it all crossing the Atlantic for an uncertain fate. The deceased, the survivors, and even the deserters get equal page space in Carroll’s kaleidoscope homage. But not all are typical heroes in these non-fiction poems. The first is dedicated to the fragmented unknown soldier:

Does it matter who he is
or why he’s smiling, what he read?
he was there,
Spain 1937
in ill-fitting trousers and shirt,
fighting fascists,
anonymous, immortal.

Other poems are dedicated to those who became known for their personal uniqueness, or the unique path they took to get to Spain. Many of these volunteers were first-generation children of immigrants from big cities, and small towns. One Lincoln was the son of an Ohio governor while another actually ran for governor of California in 1946. Among the better known is the charismatic Berkeley graduate student Robert Merriman—son of a lumberjack—and his wife Marion, who arrived from California via a research fellowship in Moscow. Novelist, journalist, and screenwriter Alvah Bessie was one of the “Hollywood 10” and appeared before the House Un-American Activities Committee in 1947 where he refused to talk, and became “a minor star mingling with the left elite.” Another who rubbed shoulders with Ernest Hemingway—one of the most renowned chroniclers of the war—was a working class Jew from Brooklyn named Milton Wolff, who began as a machine gunner and was quickly promoted to battalion commander before returning home with the rest of the international volunteers in December 1938.

The war in Spain brought dignity to those discriminated against at home because of the color of their skin, such as Crawford Morgan:

In Spain I felt like a human being, a man.
People didn’t look at me with hatred in
their eyes because I was black, it is quite
a nice feeling to feel like a human being.

 Or Salaria Kea:

She stood out, the one African American
woman in the Spanish Civil War, a nurse who
spoke her mind, fought racism, saved lives.

Carroll’s poems, rarely more than a page, are structured around both known and little known facts which defined these volunteers, many whom Carroll was able to interview himself when they were alive. Nearly all joined the Communist party—a prerequisite of the Comintern’s recruitment and a decision which would follow the survivors back to the United States. Many Lincolns were persecuted, blacklisted, imprisoned, or driven to suicide or exile by their own government during the McCarthy era. Carroll’s verses locate the humanity in those volunteers who had broken and turned against the cause. Edward Barsky, on the other hand, was among so many like Bessie and others who paid a high price for refusing to name names:

[…] He went to prison—
six months and a fine. Now a felon, he
lost his New York medical license but
what else could a good doctor do?

Whether they died in Spain, in the next World War, or in the U.S. most dedicated their lives to the struggle, taking up similar causes along the way. Carroll’s poems document how they found meaning and relevance in new fights against totalitarianism, racism, and anti-semitism in the 20th century. While many re-enlisted and served proudly in World War II, others protested American wars in Korea, Vietnam, and Iraq as well as American covert operations in Cuba, Chile, and Central America.

Peter Carroll’s Sketches from Spain: Homage to the Abraham Lincoln Brigade is an accessible testament and representation of extraordinarily moving individuals who put their lives on the line to change the world. They recognized the high stakes at play in Spain, which so many Americans realized too late, as World War II would come to prove.

Claude Potts is the Librarian for Romance Language Collections at the University of California, Berkeley where he is also part of a cross-departmental team working to install on the campus a plaque honoring Spanish Civil War volunteer Robert H. Merriman. This review also appeared in H-Spain.


Celebrating Black History Month in the Romance Languages

Contemporary Black, African, and African diaspora writers across the world are redefining literature and criticism in French, Italian, Spanish and Portuguese. Here are some noteworthy books in their original languages recently acquired by the UC Berkeley Library. Translations into English may also be available for some of the better known.

 

Please also see the related English literatures post for Black History Month 2024 and the Black History at Cal library research guide.


PhiloBiblon 2024 n. 2 (Fevereiro): Os anais portugueses (séculos XIV-XVI) e a BITAGAP

Filipe Alves Moreira
IF/Universidade do Porto e Universidade Aberta

Como já foi destacado em diversas ocasiões (p. ex., Sharrer 2022), o trabalho da equipa da BITAGAP em bibliotecas e arquivos portugueses e de outros países tem descoberto, (re)localizado e identificado uma grande quantidade de textos e manuscritos de que não havia conhecimento, permitindo assim alargar consideravelmente a base empírica de estudo da cultura galega e portuguesa da Idade Média. Por vezes, essas descobertas dizem respeito não apenas a um texto ou autor em específico, mas a um género textual. É o que sucede com os anais escritos, em língua portuguesa, entre finais do século XIV e inícios do século XVI.

Contrariamente aos anais portugueses escritos em latim durante o século XII e início do XIII, que contam já com diferentes edições e uma sólida investigação que lhes tem sido dedicada (p. ex.: David 1947, Bautista 2009, Furtado 2021), os anais portugueses escritos a partir do século XIV, e especialmente os que foram escritos em português (que são quase todos) estão inéditos ou muito insuficientemente estudados e editados. Existe, até, a ideia de que o género analístico é algo especificamente medieval. Nada mais falso, porém: pelo menos em Portugal, não só continuou a escrever-se anais ao longo dos séculos XVI-XVII, como, até, dir-se-ia que foram mais comuns nessa época, do que anteriormente.

É, todavia, compreensível que os anais em português dos séculos XIV, XV e inícios do XVI estejam ainda inéditos ou insuficientemente editados e não tenham sido estudados: é que a maior parte deles eram completamente desconhecidos, antes das sucessivas atualizações de BITAGAP, ao longo dos últimos dez anos. Foi a BITAGAP que, pela primeira vez, apresentou um corpus de anais escritos em português, muitos deles descobertos e identificados devido às investigações da equipa. Este corpus está facilmente acessível através de uma busca em Obra por “Anais medievais” em “Assunto”.

A mais recente atualização de BITAGAP contém um elenco de 21 destes anais. Como sempre acontece com este tipo de textos, não é fácil estabelecer-se uma cronologia para cada um deles. A maior parte subsiste, aparentemente, em cópias únicas, maioritariamente datáveis do século XVI, mas os acontecimentos históricos mais recentes neles mencionados variam entre finais do século XIV e inícios do século XVI. Quase todos concentram-se na história portuguesa, começando habitualmente, ou com a batalha do Salado (1340), ou com a guerra de Aljubarrota e a ascensão de D. João I ao trono (1385), eventos que assim adquirem estatuto fundacional. São especialmente numerosas as entradas relativas a acontecimentos dos reinados de D. Duarte, D. Afonso V, D. João II e D. Manuel I. Embora a maior parte dos acontecimentos mencionados por estes anais sejam também conhecidos através de outras fontes históricas, alguns transmitem diversos acontecimentos não mencionados noutros locais, sendo, por isso, especialmente relevantes. Um exemplo interessante é a cerimónia de investidura do infante D. Fernando, irmão de D. Afonso V e pai de D. Manuel, ocorrida em Lisboa a 10 de agosto de 1456, a qual é descrita, com certo detalhe, em alguns destes anais (segundo já foi comentado por Aguiar 2018). Também não é fácil perceber-se a génese destes textos. Alguns parecem resultar da compilação e/ou continuação de textos analísticos prévios (várias entradas repetem-se, ipsis verbis ou quase); outros, terão sido redigidos e acrescentados à medida que os acontecimentos históricos dignos de registo se iam sucedendo. É também notória a relação destes textos com o género historiográfico por excelência desta época, as crónicas. Com efeito, dos 21 textos atualmente elencados em BITAGAP, 6 estão copiados em manuscritos (ou, no caso do BITAGAP texid 11379, num impresso) que contêm, também, cópias ou sumários de crónicas, especialmente as de Rui de Pina e de Duarte Galvão. Esta circunstância já indicia uma proximidade entre ambos estes géneros, mas uma observação mais atenta poderá estreitá-la ainda mais. Com efeito, existem manuscritos do século XVI que contêm textos formalmente analísticos mas que, segundo explicitam, resultam da abreviação do conteúdo de crónicas (especialmente as de Fernão Lopes, Rui de Pina e Duarte Galvão), constituindo, assim, o que poderá ser apelidado de “sumários analísticos” (um exemplo, já editado, é Costa 1996). Este facto, junto com a evidente proximidade destes textos com as crónicas, seja do ponto de vista material, seja do conteúdo, leva a pensar que alguns dos textos do corpus analístico estabelecido pela BITAGAP podem resultar, também, deste processo, ainda que o não digam. Mas pode também acontecer o contrário, isto é, que alguns destes anais tenham sido fonte das crónicas. Só um estudo aprofundado, que tenha em conta quer a tradição manuscrita dos anais, quer a das crónicas, permitirá afirmar uma destas (ou ambas estas) hipóteses. Estes anais em língua portuguesa serão editados, com notas, introduções e comentários que os contextualizem, numa coleção de textos antigos dedicados à figura de D. Afonso Henriques, em fase de preparação, e serão também tidos em conta pelo projeto Aranhis, que procura integrar os anais portugueses (em português e em latim) com os anais ibéricos.

Vejamos, entretanto, alguns dos anais descobertos pela BITAGAP, e algumas das suas caraterísticas.

Um dos textos mais interessantes, e digno de ponderado estudo (que está a fazer-se) é o BITAGAP texid 18130, convencionalmente apelidado (quase todos os títulos deste corpus são convencionais) de “Descrição do mundo e notícias analísticas”. Trata-se de uma extensa compilação analística, das mais extensas do corpus (só comparável em extensão ao conhecido Livro da NoaBITAGAP texid 1057–e à chamada Iª Crónica Breve de Santa Cruz de CoimbraBITAGAP texid 1240). Ocupa 24 fólios na única cópia conhecida, o manuscrito 51-X-22 da Biblioteca da Ajuda (BITAGAP manid 3984), das primeiras décadas do século XVI. É um dos exemplos de associação dos anais às crónicas, pois esse manuscrito inclui, entre outros textos, uma cópia da Crónica de D. João II de Rui de Pina, com notáveis variantes (incluindo o prólogo, que não é de Rui de Pina, mas, possivelmente, do compilador deste manuscrito). Esta compilação analística tem a introduzi-la, e a contextualizá-la, uma descrição do mundo limitada à Europa, Ásia e África (o que estará indicando a sua possível antiguidade) e uma contagem das famosas sete idades do mundo (fólios 111-112, segundo a numeração moderna, que se sobrepôs a uma anterior e não coincidente). A compilação analística propriamente dita segue, grosso modo, uma ordem cronológica, começando pelo nascimento de Alexandre Magno e prosseguindo com diversos acontecimentos da história universal e, sobretudo, peninsular, antes de entrar a tratar do reinado de D. Afonso Henriques, momento a partir do qual as entradas se ocupam de acontecimentos dos sucessivos reinados portugueses, até ao ano de 1525.

Ms. 51-X-22 da Biblioteca do Palácio da Ajuda, fl. 111r. Início da “Descrição do Mundo”
Ms. 51-X-22 da Biblioteca do Palácio da Ajuda, f. 111r. Início da “Descrição do Mundo”

A parte inicial desta compilação analística tem evidentes pontos de contacto e mesmo entradas em comum com a chamada Iª Crónica Breve de Santa Cruz de Coimbra e com anais castelhanos, o que revela tratar-se de uma compilação pelo menos parcialmente baseada em textos bem mais antigos. A maior parte (a partir do fólio 115r) desta compilação é, porém, ocupada com acontecimentos do reinado de D. João I e seguintes (e especialmente dos reinados de D. Afonso V, D. João II e D. Manuel), com algumas entradas referentes a acontecimentos não conhecidos de outras fontes narrativas.

Ms. 51-X-22 da Biblioteca do Palácio da Ajuda, fl. 117r. Exemplo de acontecimentos do reinado de D. Afonso V.
Ms. 51-X-22 da Biblioteca do Palácio da Ajuda, f. 117r. Exemplo de acontecimentos do reinado de D. Afonso V.

Outro exemplo de associação às crónicas e de uma compilação analística extensa é o conjunto de anais (BITAGAP texid 34129) copiado no ms. Casa Fronteira e Alorna, número 5, da Torre do Tombo (BITAGAP manid 1398). Trata-se de um manuscrito também da primeira metade do século XVI que contém um conjunto de cópias das crónicas de Duarte Galvão e de Rui de Pina (até à de Afonso IV), curiosas porque, frequentemente, copiam apenas o início e o final dos capítulos, originando, as mais das vezes, texto sem sentido. Após a Crónica de D. Afonso IV, surge esta compilação analística, que ocupa os fólios 271v-278v, a qual começa com a batalha do Salado (1340) e termina com a morte da rainha D. Maria, em 1517. Várias entradas são comuns a outros anais e muitas são especialmente dedicadas ao reinado de D. João II, também aqui com acontecimentos nem sempre conhecidos por outras fontes narrativas.

ANTT, Ms. Casa Fronteira e Alorna, número 5. Exemplo de entrada do reinado de D. João II
ANTT, Ms. Casa Fronteira e Alorna, n. 5. Exemplo de entrada do reinado de D. João II: chegada de Colombo, “jenoes”, a Lisboa, após a viagem à América, fólio 277v.

Um terceiro caso interessante é o do texto intitulado “Memoriall dallgũas cousas” (BITAGAP texid 18624), na cópia mais antiga conhecida (COD. 13182 da BNP, BITAGAP manid 1346), uma cópia muito cuidada, com epígrafes a vermelho separando cada uma das entradas. Mais uma vez, estamos perante um conjunto analístico que faz parte de uma miscelânea manuscrita que contém a cópia de uma crónica, neste caso a Crónica de D. Afonso Henriques de Duarte Galvão, entre outros textos (entre os quais uma versão [BITAGAP texid 10498] da célebre Lenda de Gaia já editada e estudada por Ramos 2004). Este conjunto começa com a batalha de Aljubarrota (1385) e termina com o surto de peste de 1520, sendo a maior parte das entradas (algumas extensas e nem todas seguindo a ordem cronológica) dos reinados de D. Afonso V, D. João II e D. Manuel. Uma particularidade interessante deste manuscrito é a sua proveniência, pois, segundo apurou Ramos 2004, a sua origem está, muito provavelmente, numa comunidade religiosa feminina de Guimarães–o que mostra a circulação alargada deste tipo de miscelâneas, incluindo os textos analísticos nelas copiadas. Desta vez, conhece-se uma outra cópia deste texto, mais tardia (século XVII), com variantes e intitulada “Lembranças antiguas”, no manuscrito 2436 da BNE (BITAGAP manid 5253), fólios 228r a 237r.  A entrada mais recente desta cópia é, porém, do ano de 1508, o que, em conjunto com as variantes, levanta o problema de tratar-se, ou não, de uma cópia modificada do manuscrito quinhentista de Guimarães.

COD. 13182 da BNP, fólio 3r. Início da compilação analística.
COD. 13182 da BNP, f. 3r. Início da compilação analística.

Um último caso pode ser relevado, porque, contrariamente aos anteriores, não faz parte de compilações historiográficas, mas sim de uma cópia de documentos. Trata-se de um breve conjunto analístico copiado no fólio 180v do Livro 517 da Alfândega de Vila do Conde, Torre do Tombo (BITAGAP manid 6896), por isso designados como “Anais de Vila do Conde” (BITAGAP texid 25247). Começa, uma vez mais, com a batalha do Salado, e termina com a vinda do duque de Lencastre à Península Ibérica, no contexto das lutas pela sucessão dos tronos de Portugal e de Castela, no final do século XIV. Antecede estes anais uma lista dos cavaleiros portugueses que estiveram presentes na conquista de Ceuta (1415), mas, de facto, a maior parte deste manuscrito é de documentos relacionados com a atividade da alfândega de Vila do Conde, nos séculos XV e XVI. É interessante, por isso (e relevante), a presença de anais num manuscrito deste tipo.

Referências

Aguiar, Miguel (2018). Cavaleiros e Cavalaria. Ideologia, práticas e rituais aristocráticos em Portugal nos Séculos XIV e XV. Porto: Teodolito.

Bautista, Francisco (2009). “Breve historiografía: listas regias y Anales en la Peninsula Iberica (Siglos VII-XII)”. Talia Dixit. Núm. 4, pp. 113-90: https://publicaciones.unex.es/index.php/TD/article/view/213

Costa, José Pereira da, ed. (1996). Crónicas dos Reis de Portugal e Sumários das suas vidas: D. Pedro I, D. Fernando, D. João I, D. Duarte, D. Afonso V, D. João II / Gaspar Correia. Lisboa: Academia das Ciências.

David, Pierre (1947). Études Historiques sur la Galice et le Portugal du VI au XII siécle. Paris: Institut Français au Portugal.

Furtado, Rodrigo (2021). “Writing history in Portugal before 1200”. Journal of Medieval History. Vol. 47, Issue 2, pp. 145-73: https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/03044181.2021.1902375

Ramos, Maria Ana (2004). “Hestorja dell Rej dom Ramjro de lleom”…. Nova versão de “A Lenda de Gaia”. Critica del Testo. Romània romana. Giornata di studi in onore di Giuseppe Tavani. Vol. 7 n. 2, pp. 791-843.

Sharrer, Harvey L. (2022). “BITAGAP (Bibliografia de Textos Antigos Galegos e Portugueses): um armazém da memória histórica” in R. Pichel (ed.), Tenh’eu que mi fez el i mui gran ben. Estudos sobre cultura escrita medieval dedicados a Harvey L. Sharrer. Madrid: Sílex, pp. 39-67.


Il Tolomeo: rivista di studi postcoloniali

Il Tolomeo

Hard to imagine the UC Berkeley Library as one that may soon not be able to afford new journal subscriptions but for better for worse, that’s where we are heading with serials reduction projects such as the one we undertook last year. It’s a good thing thing the open access movement is still gaining traction. It’s also a good thing universities like the Ca’ Foscari University of Venice are boldly choosing to publish their journals and some of their books this way.

Il Tolomeo: rivista di studi postcoloniali first saw the light of day in 1995, thanks to the work of a group of postcolonial scholars at Ca’ Foscari. The journal publishes peer-reviewed articles, reviews, interviews, and previously unpublished original contributions in the fields of francophone, anglophone and lusophone literatures. It investigates the postcolonial literary phenomenon in all its manifestations, but is particularly interested in contributions which take a comparative, interdisciplinary approach: dialogues between literature and the arts, investigations of hybrid forms such as comic strips and cinema, research which links literary studies with the social sciences, or innovative approaches such as digital and environmental humanities.

For its next issue, Il Tolomeo invites all interested scholars to send their contributions for the upcoming 2024 issue (no. 26). The issue will be divided into a generalist section (on any theme) and a thematic section dedicated to asylum, refugees and postcolonial literatures. The deadline for submitting complete contributions is May 20, 2024.

 


PhiloBiblon 2024 n. 1 (enero): Vulnus amoris: vulnerabilidad más acá del Tratado de amor atribuido a Juan de Mena

Salvador Cuenca
Valencia

En una reciente visita a la Biblioteca Nacional de Francia pude consultar el manuscrito que contiene el Tratado de amor (BnF esp. 295) [BETA manid 2478], atribuido por una mano moderna a Juan de Mena (1411-1456).

Las notas allí tomadas y la celebración de la natividad de Jesús propician la redacción de este texto acerca del tópico del vulnus amoris en particular y acerca de la vulnerabilidad humana en general. Esta entrada de blog, por tanto, se articula entre las proyecciones de un texto tardomedieval y sus todavía posibles lecturas y lectores del siglo XXI; como si nos halláramos en medio de un juego de espejos que nos sitúa entre el vulnus amoris causado por las flechas de Cupido y nuestra propia vulnerabilidad, como entre los infinitos reflejos de nuestras figuras en los espejos de un ascensor. Seguiremos, pues, el sentido de las flechas de oro y de plomo de los goldres de Cupido, disparadas desde un códice cuatrocentista hasta nuestro espíritu navideño y hasta su reinterpretación desde las aportaciones de la neurobiología a la descripción de las relaciones humanas. Entre el siglo XV y el siglo XXI, se multiplicarán nuestros reflejos.

1. En las celebraciones navideñas, la vulnerabilidad del niño Jesús nos podría hacer recordar el niño que todos hemos sido. Todos hemos sido traspasados por flechas de oro que nos han llevado a perseguir el afecto y a captar la atención de aquellas personas de las que hemos dependido y de las que, en algunas ocasiones, para bien o para mal, todavía dependemos. Esa vulnerabilidad nos ha hecho ser humanos, animales sociales y políticos. Ese primer vulnus amoris de nuestra niñez lo causaría, desde la perspectiva adoptada para escribir este texto, otro dios con forma de niño: Cupido.

En el inicio del Tratado de amor se reproduce su imagen:

Todas las otras passiones li|ibidinosas
て venereas llama el vulgo amor
⸿Delas quales los fabulosos fingimjentos
dispusieron commo si pudieran disponer fue|se
deesa venus て cupido dios ⸿ E pintauan
a este cupido. mas verdadera mente llama|do
ydolo que dios. con dos goldres llenos
de frechas. て con vn arco dorado ⸿ E las
frechas que traya enel vn goldre . eran dora|dos.
las del otro plunbias es a dezir de plo|mo.
E dezian que al que este dios feria con
la frecha dorada.sienpre le cresçia el deseo
de amar ⸿ E al que feria con la frecha de plo|mo.
mas le cresçia aborresçer a qujen le amªse

Bibliothèque national de France, Ms. Espagnol 295, f. 71r
Bibliothèque national de France, Ms. Espagnol 295, f. 71r

 

Roman de la Rose. National Library of Wales
Roman de la rose. National Library of Wales Ms NLW 5016D f. 13r

No sería Cupido, sin embargo, el dios de las tres maneras básicas de querer—“amistad, dilectión, que es amorío, e amor” (Valero 2001: 35)—, sino solo de una de ellas, a saber, de la pasión de amor. Por tanto, no sería el arquetipo de las relaciones escogidas e igualitarias de la amistad ni de las relaciones dilectas del amorío de los superiores para con sus inferiores, como el amorío del Creador para con sus criaturas, de la madre para con sus hijos o de “la yegua cuando pare el potrico” (Valero 2001: 47). ¿Qué tipo de pasión se establecería con el amor de Cupido? Una pasión “libidinosa e venérea” entre inferiores y vulnerables, que a su vez “se subdivide en dos partes: la una es en amor líçito e sano; la otra en no líçito e insano” (Valero 2001: 36). El amor lícito es el conyugal, al cual “non solamente la dotrina christiana alaba e bendize, mas aun la dotrina [de la] gentilidad” (Valero 2001: 36). La vieja solución pagana al desafío del desorden que puede producir el deseo libidinal, expresada por el mito clásico de Cupido y Psique, se cristianizaría con el amor conyugal del matrimonio lícito. Dicho de otro modo, el Tratado de amor subraya la coincidencia entre la solución gentil y la cristiana al alabar las bondades del matrimonio para solucionar los trastornos ocasionados por el vulnus amoris. Pero esa solución no cautiva la atención del autor del Tratado; son más interesantes, en cambio, los problemas que surgen del otro miembro de la bipartición, a saber, de la parte del amor no lícito. El Tratado además subraya que el amor, aparte de aumentar la vulnerabilidad de los amantes, provoca que estos no puedan escoger el tipo de pasión que les embarga, es decir, que no puedan elegir si persiguen o si son perseguidos, si son atraídos o atraen. De aquí que el modo de vulnerabilidad no sea elegido y de aquí  que podamos entender la imagen del “amador çiego” como un trasunto de una voluntad débil que no elige o como—y aquí va la primera intersección de literatura y neurobiología—una motivación que nos impulsa a actuar desde determinadas áreas del sistema límbico y que escapa al control racional del córtex prefrontal, en el cual se concentran los circuitos cerebrales conectados con los procesos de la elección deliberada. Dicho de otro modo, la deliberación se puede entender como un proceso de la corteza cerebral que controla los impulsos procedentes de las zonas más internas del encéfalo, como se puede inferir a partir de la lectura de “Decision-Making and Consciousness” (Kandel et alii 2021: 1392-1419).

La pasión amorosa, en suma, se liga con el sistema límbico, la impulsividad irracional y la vulnerabilidad humana a través de la imagen literaria de los dos goldres de flechas de Cupido, unas de oro, otras de plomo: “E dezían que al que este dios fería con la frecha dorada, siempre le cresçía el deseo de amar. E al que fería con la frecha de plomo, más le cresçía aborresçer a quien le amase. E pintávanle la efigie o imagen del su rostro tierna e de poca hedad, como de niño, a dar a entender que como en el niño se varía la conplisión, así en el que ama la voluntad.” (Valero 2001: 35)

Por ello, el Tratado de amor equipara la herida de la pasión amorosa con la carencia infantil de juicio y con la debilidad de la voluntad o incontinencia, en consonancia con algunas doctrinas aristotélicas divulgadas en ambientes cortesanos ibéricos por el Compendio de la Ética nicomáquea (ca. 1463-64) [BETA texid 1294]. En efecto, su descripción de la incontinencia como debilidad de la voluntad proporciona un ejemplo coetáneo de la problemática latente en el arranque del Tratado de amor: “continente solamente es dicho el que finca e permanece en recta razón e elección. E incontinente es su contrario” (Cuenca 2017: 151). Sin embargo, el amor hace variar la razón de tal manera que impide la deliberación y sus efectos, a saber, las elecciones racionales, e imposibilita, por consiguiente, la práctica de los hábitos electivos que son las virtudes morales, tal como se explica en el capítulo 5 del libro segundo del Compendio: “Capítulo quinto pone tres notificaciones de virtud. La primera, que virtud es perfección de la cosa. Segunda, que es mediedad entre dos extremos. Tercera, que es hábito electivo.” (Cuenca 2017: 51)

De acuerdo con esta cita, podemos indicar que la inclusión de la virtud en la lista de las once causas de amor que, según el Tratado, “despiertan e atrahen los corazones a bien querer” es paradójica. Es decir, si en el arranque del Tratado se estipulaba que la pasión de amor es ciega e irresistible, después se argumenta lo contrario, a saber, que “como el camino del amante sea libertad para descoger lo que más le plaze, el hábito electivo de amor viene en ábito de elegir antes al virtuoso que a un otro” (Valero: 37-38). Aquí el Tratado no es estricto en el uso de la terminología filosófica y parece que copia irreflexivamente el sintagma “hábito electivo”, porque el término ético más adecuado para referirse al hábito virtuoso—y, por ello, electivo, en relación con la selección activa del mejor compañero—sería “amistad” y no “amor”, cuyo uso se restringiría a la pasión irresistible, o sea, no escogida, no selectiva, pasiva (Cuenca 2019). Es como si las flechas doradas de Cupido no cegaran al herido por ellas, como si el único “amante çiego” fuera aquel magullado por las flechas de plomo, o como si las flechas doradas activaran la selectividad y las plúmbeas fomentaran la pasividad de la pasión. ¿Cómo podemos entender la paradoja del vulnus amoris de las flechas doradas?

2. Gracias a las investigaciones de David J. Anderson (Californa Institute of Technology) sobre las conexiones neuronales que ponen en marcha nuestras interacciones como animales sociales, podemos reinterpretar el gozo de los heridos por las flechas doradas, o sea, el gozo provocado por la vulnerabilidad selectiva o por la vulnerabilidad que escoge. Anderson, especialista en las funciones del hipotálamo, nos permite entender la paradoja con la que hemos concluído el apartado anterior, a saber, la paradoja que resulta de combinar la herida y el gozo, la pasión del amor y la selección activa del amante virtuoso.

Todos los animales poseen un repertorio de conductas instintivas que pueden ponerse en práctica sin una enseñanza previa, es decir, que, desde la perspectiva en este texto adoptada, pueden manifestarse sin una elección racional y, por ende, asemejarse a las conductas descritas e identificadas con la etiqueta literaria de la pasión amorosa o vulnus amoris. Según Anderson, no se sabe aún si estas conductas están mediadas por circuitos neuronales diferenciados anatómicamente y/o genéticamente. Sus investigaciones, a partir de las imágenes de las conexiones neuronales del hipotálamo del ratón, concluyen que las conductas que impulsan a establecer vínculos con otros especímenes están modeladas por determinadas experiencias sociales—en humanos podríamos añadir “culturales”. De tal manera que las mismas neuronas (Esr1+: Oestrogen receptor 1-expressing neurons) de una área concreta del hipotálamo (VMHvl) controlan tanto el apareamiento como la dominación y agresión en los roedores machos (Anderson et alii 2017). Si damos el salto mortal de ratones a hombres y hacemos el ejercicio de aplicar estas investigaciones al tópico de las flechas de Cupido, podemos intuir que su disparo indiscriminado podría describir la conducta innata que a todos nos impulsa a establecer vínculos sociales, o sea, nadie elige las flechas que le hieren, las doradas o las plúmbeas, pero todos estamos expuestos a alguno de sus tipos de herida. Es decir, todos estamos cableados con los mismos circuitos neuronales que nos hacen someternos al influjo de Cupido. Ahora bien, ese influjo está moldeado por las experiencias sociales y los modelos culturales, de manera que las mismas neuronas pueden estar involucradas en las conductas de la seducción y persecución activa provocadas por las flechas doradas y en las conductas de aversión y evitación provocadas por las flechas plúmbeas. Resaltemos una curiosa coincidencia: la medicina medieval localizaba en un único ventrículo de la media pars cerebri  la sede de la facultad estimativa, encargada de las conductas de persecución y de evitación, de manera semejante a la actual localización en el midbrain de los circuitos conectados con las conductas de fight or flight asociados al hipotálamo.

Cambridge UL Ms. Gg.1.1, f. 490v
Qualiter caput hominis situatur. Cambridge University Library, Ms. Gg1.1, f. 490v

Tomás de Aquino, basándose en el Liber de anima de Avicena (I, 5 y II, 2), proporciona uno de los listados más conocidos de los sentidos interiores en Summa Theologiae, Iª, q. 78, a. 4: “Avicenna, in suo libro de anima, ponit quinque potentias sensitivas interiores, scilicet sensum communem, phantasiam, imaginativam, aestimativam et memorativam”. El dominico describe que la facultad estimativa es imprescindible para explicar las conductas animales de buscar/querer y de huir/evitar, como el huir de la oveja cuando ve al lobo: “necessarium est animali ut quaerat aliqua vel fugiat, non solum quia sunt convenientia vel non convenientia ad sentiendum, sed etiam propter aliquas alias commoditates et utilitates, sive nocumenta, sicut ovis videns lupum venientem fugit, non propter indecentiam coloris vel figurae, sed quasi inimicum naturae”. Subrayamos, también en este mismo artículo de la Summa, que el Aquinate explicita que la medicina medieval localizaba en la media pars capitis la facultad estimativa –cogitativa en los humanos– : “alia animalia percipiunt huiusmodi intentiones solum naturali quodam instinctu, homo autem etiam per quandam collationem. Et ideo quae in aliis animalibus dicitur aestimativa naturalis, in homine dicitur cogitativa, quae per collationem quandam huiusmodi intentiones adinvenit. Unde etiam dicitur ratio particularis, cui medici assignant determinatum organum, scilicet mediam partem capitis”.  (Tomás de Aquino: 1889)

Volviendo a las investigaciones de Anderson, podríamos pensar que, aunque sean las mismas zonas del hipotálamo las involucradas en los procesos de persecución y aversión, en ellas se podrían activar circuitos neuronales distintos—como ha probado el profesor de CalTech en relación con los circuitos neuronales activos en las conductas sexuales de los roedores machos, que son distintos de aquellos activos en las conductas de dominación. Es decir, aunque la conducta masculina de montar y dominar sea muy parecida a ciertas conductas sexuales, se activan circuitos neuronales distintos en cada una de ellas, aun estando localizados en el hipotálamo todos esos circuitos. Podríamos pensar, volviendo al tópico del vulnus amoris, que la conducta de dominar y herir y la conducta de seducir y amar están muy cerca la una de la otra, aun siendo diferentes.

Ahora podemos responder a la pregunta formulada al final del segundo apartado: no elegimos nuestra anatomía, no escogemos tener circuitos neuronales que puedan encender un ánimo propenso a sentir el amor; lo único que podemos escoger en algunos casos es si orientamos esos circuitos del hipotálamo hacia personas virtuosas. Dicho de otro modo con la terminología del Tratado de amor, no elegimos ser heridos por las flechas de Cupido; lo único que podemos escoger, si nos ha perforado una flecha dorada, es orientar nuestra persecución hacia una persona virtuosa o que reúna alguna de las otras diez condiciones que motiven una constante persecución, ya que “muchas cosas se vençen por el seguimiento que en otra manera non se acabarían” (Valero 2001: 44). El que la seguía antes la conseguía, aunque en los últimos años ya no es así: primero con el paradigma del “no es no” y después del “solo sí es sí”. Podemos estar asistiendo, quizás, a una de esas experiencias sociales que modelan la conducta y cortocircuitan los impulsos procedentes del hipotálamo, gracias a la actividad deliberativa del córtex prefrontal.

3. Lo interesante del Tratado de amor es que muestra cómo la cultura bajomedieval ya diferenció el tipo de interacciones sociales del herido con las flechas doradas de aquellas del herido con las flechas plúmbeas. Las flechas doradas mueven a perseguir y las plúmbeas a evitar. La paradoja que hemos pretendido explicar con este breve texto es que las flechas de plomo no nos hieren, sino que nos hacen invulnerables y, por tanto, menos humanos. Sin embargo, esa invulnerabilidad es muy dolorosa, porque nos aísla y nos mueve a evitar las relaciones que nos hacen ser más humanos: las relaciones del amor. De aquí surge una última paradoja expresada por el tópico del vulnus amoris : todos somos propensos a un determinado tipo de herida, a un modo de vulnerabilidad, incluso aquellos que anhelan la invulnerabilidad. La dulce herida se abriría en la carne perforada por la flecha dorada y la herida amarga, en cambio, magullaría la dura piel contusionada por la flecha plúmbea. La invulnerabilidad, en conclusión, resultaría paradójicamente más dañina y dolorosa que la dulce vulnerabilidad infantil. Por eso adoramos a los niños, y no solo en Navidad.

Obras citadas:

Anderson et alii 2017: David J. Anderson, Ryan Remedios, Ann Kennedy, Moriel Zelikowsky, Benjamin F. Grewe, Mark J. Schnitzer:  “Social behaviour shapes hypothalamic neural ensemble representations of conspecific sex”, Nature, 550: 388-92.

Cuenca 2017: Salvador Cuenca (ed.), Compendio de la Ética nicomáquea. Zaragoza: Prensas de la Universidad de Zaragoza.

Cuenca 2019: Salvador Cuenca, “Φιλία › amor, amicitia › ¿amor, amistança, amicicia o amistad? Las traducciones de φιλία en las traslaciones hispánicas de la Ética a Nicómaco en el siglo XV”. Cahiers d’études hispaniques medievales, 42:85-95.

Kandel et alii 2021: Eric R. Kandel, John D. Koester, Sarah H. Mack, Steven A. Siegelbaum (eds.), Principles of Neural Sciences, 6th edition: McGraw-Hill.

Qualiter caput hominis situatur. Cambridge University Library, Ms. Gg.1.1, ff. 490r-491r.

Roman de la Rose. National Library of Wales, Ms. NLW 5016D.

Tratado de amor. Bibliothèque national de France, Ms. Espagnol 295, ff. 71r-84v.

Valero 2001: Juan Miguel Valero (ed.), ¿Juan de Mena? Tratado de amor. En Tratados de amor en el entorno de la Celestina (Siglos XV-XVI), coord. Pedro M. Cátedra. Madrid: Sociedad Estatal España Nuevo Milenio: 31-49.

Tomás de Aquino 1889: Corpus Thomisticum. Sancti Thomae de Aquino Summa Theologiae


Revamped Guides for French/Francophone and Italian Literatures

decorative image

A recent overhaul of the two literary research guides for French and Francophone Literatures and Italian Literature & Criticism first created quite a long time ago will improve navigation and discovery in these vast print collections. Over the course of the past year, we have critically reviewed the former guides, weeded outdated resources, and replaced them with more current content with links to digital resources when available.

These two literature research guides are now benefiting from the LibGuides platform, which makes it much easier to revise than the former PDFs. Each guide is structured by sections for article databases, general guides and literary histories, reference tools, poetry, theater & performance, and literary periods. They interface seamlessly with related guides published by the UC Berkeley Library. For example, on the home page of each LibGuide, there is a prominent link to the lists of recently acquired publications in both French and Italian, making it even easier to stay current on new books in any particular call number range.

Because the guides are much easier to update, they encourage user interaction and invite community suggestions for inclusion (or deletion).

If you have time over the winter break, please take a whirl and let us know what you think. We’ll be unveiling a similar guide for Iberian Literatures & Criticism this spring!

 


PhiloBiblon 2023 n. 7 (diciembre): Subastas y literatura medieval (II). Nuevos manuscritos: Sumario del despensero; Historia del Rey Don Pedro, de Gracia Dei; Libro del juego de los escaques; y la Historia de los hechos de los cavalleros de Xerez de la Frontera

Como aguinaldo navideño, ofrecemos a lectores y lectoras de nuestro PhiloBlog una continuación de la primera entrada, publicada en marzo de 2021, en la que dimos a conocer algunas obras literarias encontradas en catálogos de subastas. En aquella ocasión describimos la existencia de una nueva Crónica de Enrique IV manuscrita (BETA manid 6089) y de tres impresos quinientistas: el Carro de las donas de Eiximenis traducido al castellano (BETA copid 9237) e impreso en 1542; la Crónica ocampiana (BETA texid 1141) de 1543; y las Siete Partidas alfonsíes (BETA copid 9240) impresas en 1576. En esta segunda entrega vamos a ofrecer otra vez un breve resumen de las últimas fichas incorporadas a nuestro proyecto procedentes de subastas y ventas de librerías de las que hemos tenido noticia.

La primera de ellas es una nueva fuente manuscrita de la obra que recibe el título de Sumario del despensero (BETA texid 2851), que se encuentra la venta en la Librería Anticuaria El Camino de Santiago (Catálogo 76, febrero de 2021, nº 85). A pesar de contar con una moderna edición (Jardin, 2013), el enorme laberinto ecdótico del Sumario todavía está por descifrar al completo, sobre todo lo que respecta a sus adiciones posteriores, así como a sus segundas y terceras redacciones, con la dificultad añadida del cotejo de supresiones o modificaciones del texto. La importancia de esta versión resumida del modelo narrativo cronístico emanado del escritorio alfonsí es su amplia presencia a lo largo de todo el Cuatrocientos, lo que a su vez conforma una magnífica prueba de la buena salud de la que gozaban estas recopilaciones abreviadas siglos más tarde de que fueran compuestas (Gómez Redondo, HPMC, III, 2098-2099).

El códice del Sumario del despensero a la venta en la librería leonesa se presenta, como suele ser frecuente, con otra obra más: la Historia del Rey Don Pedro (BETA texid 1547), escrita por Pedro de Gracia Dei (BETA bioid 2995), un autor cuya obra y biografía conforman uno de los mayores laberintos de la literatura castellana de los siglos XV y XVI, a pesar de los recientes esfuerzos recorriendo sus vericuetos efectuados por González de Fauve, Las Heras y De Forteza (2006); por Mangas Navarro (2020a; 2020b); y por Perea Rodríguez (2024). En la descripción del catálogo del manuscrito—del cual no disponemos de imágenes—nos indica un detalle esencial para trazar su procedencia si lo relacionamos con la introducción de la primera edición moderna (1781) del Sumario del despensero, efectuada por Llaguno Amirola. En ella (p. V, reproducida más abajo), el erudito alavés dijo haber cotejado, entre otros, un códice perteneciente al conde de Águila, Juan Bautista de Espinosa Tello de Guzmán (BETA bioid 8671). El manuscrito a la venta en la Librería Anticuaria El Camino de Santiago indica que se copió en Sevilla en el año 1775 y tuvo como antígrafo a aquella misma copia utilizada por Llaguno Amirola procedente de la biblioteca del conde de Águila.

Descripción antígrafo

El siguiente manuscrito, del que sí disponemos de imágenes, pertenece a la madrileña sala de subastas El Remate, y fue anunciado en su catálogo de junio de 2023. Se trata de una nueva y hasta ahora desconocida copia del Libro de los esquaques (BETA CNUM 16143), que a veces aparece con un título más largo: Libro de las costunbres de los ommes e de los offiçios de los nobles sobre el juego de los escaques (BETA texid 11294). El códice subastado que aquí describimos (BETA manid 6461), de tamaño folio, se encuentra en muy buen estado de conservación, pues apenas contiene dos o tres folios con pequeñas manchas de humedad que en ningún modo impiden el disfrute de la lectura del contenido.

Libro de los esquaques, f. 1r (manuscrito subastado por El Remate, 2023)
Libro de los esquaques, f. 1r (manuscrito subastado por El Remate, 2023)

Estamos ante una traducción al castellano del más importante tratado ajedrecístico de la Baja Edad Media en su vertiente románica occidental. Se atribuye su redacción al italiano Jacopo da Cessole, o Jacobus de Cessolis (BETA bioid 3290), que era la forma que llevaba su nombre en el tratado original, escrito en latín. Compuesta en el primer tercio del siglo XIV, la obra circuló con bastante profusión por toda Europa, como se deduce del amplio número de ejemplares de esta obra registrados por Patricia Cañizares Ferriz y Montserrat Jiménez San Cristóbal en la base de datos MANIPULUS. De hecho, la Biblioteca Nacional de España ha conservado varios de estos manuscritos del De ludo scachorum, entre ellos uno (MSS/8919) que tal vez sirviera como texto base para acometer algunas de las traducciones que hemos conservado. No obstante, téngase en cuenta que hay otros estudios, como los de Bataller Catalá (2000), que sugieren la atractiva hipótesis de que, en realidad, los romanceamientos castellanos de esta obra no fueron traducidos directamente del latín, sino que se basaron en una traducción previa ya existente del latín al catalán.

De ludo scachorum, BNE Mss/8919, f. 1r
De ludo scachorum, BNE MSS/8919, f. 1r

Gran parte del éxito del De ludo scachorum se debió a que, en realidad, al margen de describir las destrezas del juego del ajedrez, también era un manual de buenas costumbres de la aristocracia medieval, de ahí que muy pronto fuera traducido a otras lenguas. Por lo que respecta al castellano, se han conservado dos diferentes traducciones: la primera, la ya mencionada Libro de las costunbres de los ommes e de los offiçios de los nobles sobre el juego de los escaques (BETA texid 11294); y una segunda, de la que solo hemos conservado una traducción parcial del tercero de los tratados (BETA texid 3781). Esta última, la versión incompleta, se conserva junto a obras de Diego de Valera y Juan Rodríguez del Padrón en el manuscrito B2705 de la Hispanic Society neoyorquina (BETA manid 4024). De la versión completa conocemos dos manuscritos más: el primero es el códice 80 de la biblioteca de la Fundación Ducal de Alba (BETA manid 4880), mientras que el segundo es el RES/299 de la Biblioteca Nacional de España (BETA manid 6080).

libro de las costumbres de los hombres BNE RES 299, f. 1r
Libro de las costumbres de los ommes. BNE, RES/299, f. 1r

A falta de una más minuciosa exploración y cotejo de los textos contenidos en las fuentes, el manuscrito subastado por El Remate parece pertenecer a la misma tradición textual que los dos códices antes mencionados, el de la BNE y el de la Fundación Duque de Alba, si bien presenta un estado más tosco, sin tan profusa decoración como el de la BNE ni tan esmerados adornos gráficos y caligráficos como el de la Biblioteca ducal de Alba. Pese a este menor interés artístico, el manuscrito de El Remate aporta un dato fundamental para avanzar nuestro conocimiento de cuándo se realizó la traducción al castellano, puesto que está fechado en la “era de mill. cccc. xxx.”, tal como se observa al final de la columna de la derecha de la siguiente imagen.

último folio libro de ajedrez subastas el remate
Libro de los esquaques, f. 43r (manuscrito subastado por El Remate, 2023)

Como es sobradamente conocido, a la calendación en era hispánica hay que restarle 38 años para obtener la equivalencia en nuestro actual sistema de calendación, el de la era cristiana. Por lo tanto, el manuscrito estaría fechado en 1392, que es cuando la traducción ya se habría completado. Hasta ahora, se pensaba que había sido traducido mucho después, hacia mediados del siglo XV, conforme a la habitual tendencia de la crítica literaria medieval hispánica en hacer más tardías las fechas de traducciones de lo que en realidad son.

El último manuscrito al que nos referiremos en esta entrada también ha sido subastado por El Remate y lo más inmediato que hay que destacar de él es que, aparentemente, se trata de una obra que ha estado en paradero desconocido desde el siglo XVIII: la Historia de los hechos de los cavalleros de Xerez de la Frontera, que aparece con el nº 205 en el catálogo de subastas 239, correspondiente al  mes de julio de 2023.

Portada historia de los hechos de los cavalleros de Xerez de la Frontera

En su edición y estudio de El libro del alcázar, el profesor Abellán Pérez afirmó la existencia de un manuscrito del arcipreste local, Diego Gómez Salido, que en su momento fue muy utilizado por el medivalismo hispánico por su aparente contenido coetáneo a los tiempos medievales. Sin embargo, se perdió la pista de este libro entre 1705 y 1710. ¿Se trata del códice subastado por El Remate? Para asegurarse de que es, en efecto, el manuscrito de Gómez Salido, habría que contrastar su contenido con el del códice M/37 de la Biblioteca Municipal de Jerez de la Frontera. Parece bastante factible que puedan tener las mismas obras, sobre todo por las referencias que se hacen en ambos manuscritos a cierta genealogía sobre el linaje Villavicencio que se añadió con posterioridad a la primigenia redacción. El códice que reposa hoy en la librería pública jerezana ha sido recientemente restaurado, según informa Rafael de Leonor Molina en este artículo, y fue donado a la biblioteca por Pedro Gutiérrez de Quijano y López, que a su vez lo compró a Carmen de Cala, viuda de Juan Cortina de la Vega, conocido político y alcalde de Jerez de la Frontera en 1909. Es evidente que son de distinta procedencia, puesto que el subastado por El Remate, de 362 folios en total y con encuadernación holandesa del siglo XIX, presenta un exlibris de Feliciano Ramírez de Arellano (1826-1896), marqués de la Fuensanta del Valle, hermano de otros no menos destacados bibliófilos, los Ramírez de Arellano cordobeses. El marqués es conocido en el mundo de la erudicción hispánica decimonónica por haber sido durante muchos años, junto a José Sancho Rayón y a Francisco de Zabálburu, editor de la Colección de Documentos Inéditos para la Historia de España.

Por nuestra parte, solo esperamos a que los expertos se pongan de acuerdo sobre los contenidos de los últimos dos códices comentados para incorporar su contenido de creación medieval a nuestra base de datos y asignarlos los correspondientes identificadores. Pero eso será ya el año próximo, el mismo en el que deseamos a nuestros lectores y lectoras la mayor de las felicidades.

 

Óscar Perea Rodríguez
(PhiloBiblon BETA – University of San Francisco)

 

Obras citadas

Abellán Pérez, Juan. El Libro del Alcázar. De la toma de Jerez a la conquista de Gibraltar. Siglos XIII-XV. Jerez de la Frontera: EH Editores, 2012.

Bataller Catalá, Alexandre. “Les traduccions castellanes del Liber de moribus de Jacobus de Cessulis“, en Actas del VIII Congreso de la Asociación Hispánica de Literatura Medieval, eds. Margarita Freixas et al., Santander, AHLM, 2000, I, pp. 337-52.

Cañizares Ferriz, Patricia (dir.) ELME: «Los exempla latinos medievales conservados en España» (2016-2023).

El Camino de Santiago. Obras impresas y manuscritas. Católogo de Librería Anticuaria nº 76 – Febrero de 2021.

El Remate Subastas. Catálogo 15 de junio de 2023.

González de Fauve, María Estela; Isabel Las Heras; y Patricia de Forteza. “Apología y censura: posibles autores de las crónicas favorables a Pedro I de Castilla”. Anuario de Estudios Medievales 36.1 (2006): 111-44.

Gómez Redondo, Fernando. Historia de la prosa medieval castellana, III: Los orígenes del humanismo. El marco cultural de Enrique III y Juan II. Madrid: Cátedra, 2002.

Jardin, Jean-Pierre (ed.) Suma de Reyes du Despensero. París: e-Spania Books, 2013.

Leonor Molina, Rafael. “La restauración del manuscrito denominado El libro del alcázar.” Revista de Historia de Jerez 16-17 (2014): 31-50.

Llaguno Amirola, Eugenio de (ed.) Sumario de los Reyes de España, por el despensero mayor de la reina Leonor. Madrid: Antonio de Sancha, 1781.

Mangas Navarro, Natalia. “La figura de Pedro de Gracia Dei: un bosquejo biográfico.” Estudios Románicos, 29 (2020a), pp. 297-318.

––– “Nuevas fuentes para la poesía de Pedro de Gracia Dei.” Revista de Cancioneros Impresos y Manuscritos, 9 (2020b), pp. 44-75.

Perea Rodríguez, Óscar. “El Libro de los pensamientos variables como ejemplo de utopía y disidencia en el siglo XV.” Cuadernos del CEMyR 32 (2024): 105-29.


Celebrating more than 150 years of World Languages at Berkeley

banner + campanile
Collectively, undergraduates at Berkeley speak more than 220 different first languages. Offering instruction in at least 60 languages, Berkeley is one of the nation’s top institutions for the breadth and depth of its world languages program. The program also values revitalizing and preserving endangered languages. Photo: Neil Freese/UC Berkeley.

New banners celebrate 150+ years of Berkeley’s prominence in teaching world languages

At least 60 languages — from Mongolian and Old Norse to Polish, Catalan, Ancient Egyptian, Arabic and Biblical Hebrew — are taught at UC Berkeley, one of the nation’s top institutions for the breadth and depth of its world languages program. A growing emphasis also is being placed at Berkeley on revitalizing and preserving endangered languages, most of them spoken by Indigenous peoples.

To help honor more than 150 years of global languages at Berkeley, 63 colorful banners will begin flying throughout campus today, and for the next 18 months, that feature facts about the campus’s language programs, as well as 21 bilingual and multilingual faculty members, students and alumni.

Among the messages on the banners:

  • Collectively, undergraduates at UC Berkeley speak more than 220 different first languages.
  • More than 500 language learning classes are taught at Berkeley annually.
  • More than 6,000 Berkeley students enroll in those classes each year.
  • In 1872, the first endowed chair in the UC system was created — for the study of East Asian languages at Berkeley.
  • Students at all UC campuses can take online African language classes at Berkeley, which is well-known for Amharic, Igbo and Swahili instruction.

Reposted from Berkeley Letters & Science 10/25/23

See also: https://artshumanities.berkeley.edu/celebration-world-languages-uc-berkeley